Cuidados y primeros auxilios

Posteado el 22-03-2018 0 comentarios

Los accidentes ocurren en cualquier parte, nuestra casa, la calle o en un viaje. Te contamos cómo podés ayudar si te toca vivir una situación así:


• Si alguien se descompone o tiene un accidente revisá sus signos vitales, respiración, pulso o reflejo pupilar.
• Preguntale a la persona como se siente y no intentes moverla de la posición en la que se encuentra, eso podría generar más lesiones.
• Si sabés realizar prácticas de reanimación (RCP) y la persona sufrió una lesión muy grave, aplicalo mientras esperás la asistencia de un profesional.
También si hay un accidente casero hay tips que debés tener en cuenta.
• Quemaduras: enfriá la zona afectada con agua durante 15 ó 20 minutos. Si se crea ampolla nunca intentes reventarla. Si la quemadura es mayor, debés asistir a un centro médico.
• Asfixia: en una situación de atragantamiento hay que realizar una maniobra de desobstrucción hasta que se expulse el objeto (maniobra de Heimlich).
• Herida: Lavá con abundante agua y jabón neutro para desinfectar, luego detené la hemorragia presionando directamente, no hagas torniquete. Si el sangrado no cesa o la herida es muy profunda hay que acudir a un médico.
• Acv: Comprobá si la persona tiene dificultades para entender o hablar, sufre de mareos o pierde el equilibrio. Nunca dejes a la persona sola y llamá a emergencias.
• Convulsiones: Acompañá a la persona hasta que la crisis termine, evitá que se lastime alejando objetos de su alrededor, aflojale la ropa y conservá la calma. Nunca intentes abrir la boca o inmovilizarlo ya que podrías provocar fracturas. El riesgo a que se trague la lengua es un mito.

Comentar